QUESADILLAS

En la antigüedad, los aztecas no consumían queso ya que no conocían las técnicas para elaborarlo. La leche materna era posiblemente el único lácteo que tomaban. Por el contrario, las tortillas de maíz eran ampliamente consumidas, aunque no con queso, por lo que el concepto de quesadillas no había llegado a tierras mexicanas

El gran Moctezuma tampoco consumía quesadillas. Lo más parecido que comía eran tortillas de maíz dobladas con chiles o pasta de chiles en su interior, lo cual se denomina hoy en día Enchiladas.

Etimológicamente, la palabra Quesadilla es una palabra 100% proveniente del idioma español, tomando la palabra “queso” y el diminutivo “-illa”. De hecho, los primeros registros de Quesadillas se producen México en el siglo XVIII.

Actualmente, se denomina quesadilla a una tortilla doblada por la mitad y en su interior guisado, guisado con queso, o únicamente queso.

“Los primeros registros de Quesadillas se producen México en el siglo XVIII..

INGREDIENTES

Los ingredientes principales de las quesadillas son los siguientes:

Tortilla de maíz. Las tortitas de los tacos se elaboran con harina blanca de maíz, agua y sal. La harina que se utiliza en México contiene grano de maíz cocido.

Queso. De forma general, el queso requerido para las quesadillas tiene que ser un tipo que gratine bien.

En México, se utiliza habitualmente el queso tipo Oaxaca o queso de hebra, y el queso Asadero.

También es común utilizar otros quesos más accesibles tales como el queso cheddar.

Otros ingredientes

Las quesadillas pueden contener, además de la tortilla de maíz y el queso, muy diferentes ingredientes dando lugar a una amplia variedad de quesadillas.

Carne, ya sea de cerdo o de ternera, es muy habitual para elaborar las quesadillas de carne. También se utiliza jamón cocido y champiñones.

Junto con estos ingredientes, se añaden habitualmente pimientos, cebolla, cilantro, pimienta, aceite de oliva y sal.

ELABORACIÓN

Las quesadillas de carne picada son quizá las más apreciadas tanto en México como en el resto del globo. Su modo de elaboración es sencilla y rápida, siendo normalmente preparadas para consumir como entrantes.

Partiendo de un trozo de carne picada, se pela y pica cebolla a su vez. Se toma un tomate y se quita su piel y se corta en dados pequeños. También se añade pimiento, picado en trozos pequeños.

La cebolla y el pimiento se ponen en una sartén en aceite y se sofríen. Posteriormente se añade la carne picada y el tomate cortado en dados. Maíz lavado es otro ingrediente que suele ser añadido a este punto. Por último, se puede añadir guindillas/chiles para añadir matices a su sabor.

En otra sartén se ponen las tortitas, se calientan por una cara, y se les da la vuelta para cocinarse por la otra. Tras darle la vuelta, se añade el queso y el resto de relleno (carne picada, pimientos, cebolla, tomate, ya cocinados).

Finalmente, se retiran de la sartén y se cierran por la mitad, habiendo finalizado con ello su elaboración.

TIPOS

Tal y como se indicaba anteriormente, hay múltiples variantes de quesadillas, siempre de acuerdo al tipo de relleno que contienen:

Quesadillas de carne, donde la carne utilizada es picada y de cerdo o ternera. Además se añade cebolla, pimientos verdes y rojos, queso cheddar. Se puede añadir jalapeños y/o guindillas.

Quesadillas de jamón y queso, en donde el jamón es cocido y su preparación muy rápida.

Quesadilla de champiñones, más ligera que las quesadillas de carne.

Quesadilla de atún, siendo el queso utilizado mozzarella.

Quesadilla de guacamole, rellena además de con guacamole, con queso y pollo.

Quesadilla con chorizo, añadiendo además queso rallado, chile picado, guacamole y cebolla

Los rellenos además suelen contener aceite, sal y pimienta.

En méxico, las tortillas suelen ser de dos tipos:

De harina de trigo, cocinadas a la plancha o a la parrilla. Típica en el norte y noroeste de México.

De harina de maiz, ya sea amarillo o azul. Típica en el centro y sur de México.

SALSAS

Entre las distintas salsas, las más comunes son las siguientes:

Salsa roja picante, es la salsa típica mexicana. Se elabora con tomates, cebolla, chiles, ajo, aceite de oliva, sal y pimienta.

Salsa de tomate, típica en países europeos. No contiene chiles.

Salsa verde, donde los ingredientes son tomates verdes, chiles, ajo, cebolla, sal, aceite, pimienta y cilantro.

INFORMACIÓN NUTRICIONAL

La utilización de tortilla de maíz y queso dan lugar a un alimento muy calórico, con alto contenido en carbohidratos y grasas.

Tomando como referencia 100 gramos de quesadillas de pollo, ésta contiene en promedio  15 gramos de proteínas, 24 gramos de carbohidratos y 15 gramos de grasas. Ello da como resultado un total de 291 kcal, de las cuales un 21% son proteínas, un 33% son carbohidratos y un 46% grasas.

Las macros indicadas anteriormente pueden variar para otros tipos de quesadillas.

RECOMENDACIÓN

Las quesadillas, considerando la variedad de ingredientes y salsas que pueden contener, se recomienda a todos los públicos, ya que se pueden configurar con sabores que gusten a cualquier comensal.

Son muy habituales como comida rápida, debido a su bajo precio y atractivo sabor.

El alto nivel calórico no implica la eliminación de este sabroso plato de la dieta, pero si se recomienda un consumo moderado.

COMPARTE ESTE POST:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email

iFoodie

SUSCRÍBETE!

Para estar a la última de los Restaurantes, Terrazas y Cocinas más Foodies.

Si esta elaboración parece deliciosa, qué mejor que probarla en uno de los Restaurantes iFoodie!

Novedades_opt

Disfruta de las novedades más iFoodies para estar a la última!

Deja un comentario

SUSCRÍBETE!

Para mantenerte informado de las últimas novedades indícanos tu email!